LA LEY DE VENTAJA

Por: Pablo Moyano.

En el reglamento de fútbol, el principio mas importante en la practica es la comúnmente llamada ventaja, pero esta no aparece escrita en las reglas de juego de una manera explicita y el Board que cuida del reglamento, no ha sentido la necesidad de añadirla expresamente. La reglas de juego desde su redacción inicial conservan el espíritu británico, juzgar basado en efectos prácticos y debido a esa tradición las resoluciones donde aparece la ventaja aplicada dan por supuesto su noción y carácter, esas manifestaciones confirman la existencia de la misma.

No esta escrita.

En ninguna parte de las reglas se halla la disposición del espíritu de la ventaja. Claro, no hay duda que ésta se ha formado y derivado de la interpretación analógica de los dispuesto superficialmente en uno de los poderes del árbitro en la ley 5. Y se ha tenido que aplicar a la situaciones de juego la esencia de esa disposición, que deja a la discrecionalidad del árbitro el no señalar ninguna infracción cuando ello beneficia al equipo infractor; las decisiones e interpretaciones que en el reglamento del fútbol tienen en cuenta la ventaja son abundantes y se pueden aplicar en varias reglas.

Su definición.

La ley de la ventaja es la facultad que le otorga el reglamento a los árbitros para detener o dejar proseguir el juego cuando, al hacerlo no favorece al equipo que cometió la infracción, esto debe ser entendido por los jugadores y aficionados porque de otra manera seguirán reclamando con una unanimidad conmovedora a favor de su aplicación cuando les favorece y protestando cuando se vuelve contra ellos. La justicia futbolística supuestamente debe ser la apreciación de las infracciones y su señalamiento inmediato, el acto de no señalarlas en estos casos no significa injusticia.

Clara, evidente e inmediata.

En general todas las situaciones que se presentan en un partido debe ser vistas desde esta perspectiva y en caso de una falta se debe analizar tras brevísima consideración su autentica sanción, viéndola, aplicándola o exigiéndola cuando se beneficia al infringido. Cabe recordar que la ventaja al aplicarse debe ser clara, evidente e inmediata. Clara cuando el equipo perjudicado queda en posesión del balon; evidente, cuando tiene la posibilidad de avanzar hacia la portería contraria e inmediata cuando se aplica en el momento adecuado.

Es ley o norma.

El éxito del fútbol se debe a la variedad de situaciones que pueden surgir y que surgen de hecho de unas leyes muy simples, pero también de otras que ni siquiera están escritas en el reglamento pero que son obligatorias y necesarias por la misma esencia del juego. La ventaja dejada al librea albedrío del árbitro indica que no es una regla propiamente dicha pero es una ley que aunque no esta escrita deja al favor de los infringidos los riesgos aleatorios en caso de no lograr su cometido. Debido a lo anterior el reglamento hace referencia de manera acertada a la ley de la ventaja porque las leyes están incluidas de manera implícita en el reglamento convirtiéndose en su principio base.

Su correcta interpretación.

De la correcta interpretación y aplicación depende en gran parte el resultado de un partido y el éxito de los árbitros, porque demuestran a todos su amplio conocimiento de las reglas, también depende que su actuación no sea controvertida por unos y por otros; lo importante de todo esto es saber, conocer y aplicar en resumen la sentencia de la ventaja. No lo cree…

 

WWW.ARBITROSDEFUTBOL.COM.AR